Covid 19: ¿Están preparadas las empresas para el teletrabajo?

Las empresas y su plan de teletrabajo

Teletrabajo en empresas

Millones de empleados de diversos países del mundo han tenido que comenzar a trabajar desde casa por primera vez. Esto, debido a que las políticas de resguardo para frenar las cifras de contagio producto de la pandemia COVID-19, se han masificado y cientos de compañías se han adherido a estas.

En nuestra entrada anterior, repasamos las medidas de ciberseguridad más básicas e indispensables que cualquier teletrabajador debe tomar. Y es que, a causa de las ciberamenazas que rondan a toda hora, la protección de la información tanto personal como empresarial, debe tratarse con especial cuidado.

Sin embargo, no todas las empresas han podido llevar a cabo esta útil modalidad de trabajo para sus colaboradores. Básicamente, porque existe un amplio número de labores que NO pueden realizarse desde casa. Como el transporte, ventas presenciales, aseo y ornato, entre otros. Y ante estos casos, son los empleadores quienes se llevan la especial responsabilidad de decidir en beneficio de sus empresas y trabajadores.

Paralelamente, es un hecho que no todas las empresas avalan al teletrabajo como una práctica legítima, dependiendo de la cultura organizacional que cada institución posea. Pero, de todas maneras, queda más que demostrado que ante situaciones como la pandemia que hoy nos ataca, o como el estallido social durante octubre de 2019, el carácter de obligatoriedad del trabajo remoto ha tomado especial fuerza. 

Para muchos trabajadores, el home office solo necesita de una red compartida, conexión segura de WIFI y un computador adecuado a sus necesidades. Pero, lamentablemente, no todos ellos han podido llevar con normalidad la experiencia del teletrabajo, simplemente porque no todas las instituciones contaban con un plan adecuado para esta situación.

Las empresas y su plan de teletrabajo

Según la  IWG Global Workspace Survey de 2019, el 62% de empresas a nivel mundial, tienen una política de trabajo flexible que permite, entre otras cosas, hacer las labores de manera remota. Sin embargo, la encuesta establece la necesidad de definir la palabra «flexibilidad». Esto, debido a que el teletrabajo es solo una de las varias definiciones y modalidades para las empresas que se adecúan a políticas innovadoras.

Ante este marco, resulta inevitable referirse a la preparación de las instituciones con respecto a este nuevo escenario. 

De acuerdo a un sondeo realizado por la consultora multinacional Everis, el 87% del total de encuestados, afirma que sí puede realizar teletrabajo de manera completa, gracias a los recursos tecnológicos que le otorga su empresa, como nubes virtuales, notebooks, reuniones online, etc. Y de este mismo universo total, el 45% indicó que sí le gustaría que el teletrabajo se llevara a cabo de manera permanente.

Si bien, los datos no pueden ser representados como una realidad total del país, permiten que nos acerquemos a un escenario cuya modalidad de trabajo remoto es ampliamente viable. Y todo, gracias a las tecnologías que las empresas han ido aplicando en sus modos de gestión. 

De lo anterior, se infiere lo indispensable que es que todas las instituciones vayan de la mano de las diferentes aplicaciones y conexiones que les permitirán, en casos como éste, concretar sus operaciones de manera normal. Y es aquí donde podemos nombrar un concepto que se ha hecho conocido durante estas últimas semanas: VPN.

¿Qué es una VPN y para qué sirve? 

Una VPN o Virtual Private Network, es una red privada virtual, que permite conectarse de manera remota a una red privada. Las VPN se suelen utilizar para acceder a sitios web con determinadas restricciones, o para acceder a la intranet de una empresa tal y como si se estuviera en la oficina, entre otras cosas. Por esto, es muy importante que todas las compañías tengan clara la definición y utilidad de una VPN.

Los servicios VPN, establecen conexiones seguras y encriptadas con el fin de proporcionar una alta privacidad. Una red de este tipo es imprescindible para cualquier persona o empresa que proteja su información.

Desde una simple navegación hasta realizar transacciones de dinero, son acciones que no siempre serán altamente protegidas por una red WIFI. Aquello puede resultar muy provechoso para los ciberdelincuentes. La implementación de una VPN evita que terceros intercepten nuestro tráfico, mejorando sin duda la experiencia de navegación.

Muchas empresas proveen a sus empleados de servicios VPN para hacer posible la conexión desde su escritorio hacia la red interna de su lugar de trabajo. Esto no solo les permite conectarse a información privilegiada en la nube. También, a aplicaciones o herramientas que las distintas compañías ponen a disposición de sus trabajadores para poder producir sus funciones.

Actualmente, la implementación de una VPN es bastante accesible para las empresas. No es demasiado costoso, y solo se necesita de un equipo Firewall instalado y configurado en la red interna de determinada institución.

En consecuencia, es indudablemente necesario que las compañías estén a la vanguardia de todas las soluciones tecnológicas que les pueden ser útiles e indispensables en casos como éste. Gracias a tales situaciones, se puede evaluar qué tan preparadas están las empresas y su plan de teletrabajo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − uno =